¿Qué hace el exceso de azúcar en nuestro cuerpo?

0
288
White and brown sugar on the table

Estamos rodeados de comidas donde el azúcar está presente, incluso cuando no sospechas de su presencia, allí está. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió sobre este problema y recomienda que para tener una nutrición saludable se debe ingerir de cero a menos de 6 terrones de azúcar diarios, es decir aproximadamente unos 25g.

El verdadero peligro se encuentra en los azúcares libres, los monosacáridos y disacáridos que añaden los fabricantes, cocineros y consumidores, así como a los azúcares presentes de forma natural en algunos alimentos.

Cerebro: las dietas con un gran contenido de azúcar y comidas procesadas pueden alterar la química del cerebro, incrementando el riesgo de depresión un 85%.

Corazón: el azúcar inflama las paredes de las arterías que se dirigen al corazón, aumentando los riesgos cardíacos.

Piel: cuando el azúcar bombardea su cuerpo, las proteínas las incorporan como parte de su estructura, envejeciendo la piel y causando arrugas.

Riñones: la sobrecarga de azúcar puede dañar el delicado sistema de filtración de los riñones. La diabetes es una de las causas principales de la falla renal.

Articulaciones: las dietas con alto contenido de azúcares transportan citoquinas inflamatorias en el torrente sanguíneo, lo cual puede aumentar el riesgo de artritis.

Otros efectos del exceso de azúcar en la dieta: obesidad, hipertensión arterial, envejecimiento, y problemas digestivos como gastritis, estreñimiento y hemorroides.

En una dieta promedio de 2000 calorías, sólo se debe incluir de 5 a 6 cucharadas de té diarias= 25 a 35g de azúcar.

Los efectos nocivos del azúcar

  • Las enfermedades dentales, como la caries, se relacionan con ella, dado que éste ayuda a las bacterias de la boca a que destruyan el tejido dental.
  • Su elevado consumo ha sido uno de los detonantes del aumento de la prevalencia de la obesidad en los últimos años. La obesidad, así como el sedentarismo, son factores de riesgo de la diabetes.
  • También se le asocia también a los factores de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • Un consumo elevado incrementa la síntesis de grasa en el hígado que, de mantenerse, puede desembocar en hígado graso.

Comments

comments