¿Qué le dirías a tu «yo» de niña sobre la vida?

0
534

¿Qué le dirías a tu yo de niña sobre la vida?. Es un interesante ejercicio de coaching, el dedicarle una carta a la persona que fuiste cuando niño, es decir, a tu versión de pequeño, puede resultar reconfortante y producir un efecto sanador.

“Mi yo del pasado”, la persona que fui, te dedico estas líneas. 

Me doy la oportunidad de escribirte, ya que desde hace bastante tiempo he querido hacerlo y me gustaría compartirte lo que ha pasado hasta ahora, y que he aprendido.

Lo que más te gustará de hacerte adulta será que no tendrás que abandonar nada de lo que te gusta de ser niña:

  • Desayuna cereal y no café si te apetece.
  • Súbete a los columpios del parque (y no te podrán echar los niños porque eres una adulta).
  • Aprende cosas nuevas por el placer de aprender.
  • Juega, ríe, salta en los charcos,¡DIS-FRU-TA!
  • No escuches nunca a la gente que te dice que ya eres mayor para hacer algo; si te hace feliz, hazlo.

Si no dejas nunca que se muera tu alma de niña, hacerte adulta será de las mejores cosas que te pasarán en la vida.

Disfruta del camino para convertirte en adulta; yo sigo haciéndolo.

Te daré solo un consejo:

Aprende a quererte a ti misma, a la gente de alrededor y sé agradecida por todo lo que pueda llegar. ¡Amplía tus horizontes y supera tu baja autoestima! Te aseguro que, de esta forma, encontrarás a las personas que descubrirán lo oculto que hay en ti; ellos te amarán con todo su corazón.

Aún me resulta difícil explicarte qué es el amor, pero creo que el amor es la vida, es todo. No busque el amor, ¡amar es vivir!

Es necesario que conozcas a muchas personas y aprendas de todas y cada uno de ellas.

Estás “construyéndote” a ti misma.

  • Aprenderás a desenvolverte en distintas situaciones, ya curtida por esa experiencia que te irá avalando.
  • No tengas miedo a nada.
  • No te arrepientas de lo que tuviste ganas de hacer.
  • No sigas reglas establecidas, porque el amor es mucho más amplio que cualquier código.
  • Huye de los cánones.
  • Sé tolerante.
  • Respeta y abre bien los ojos.

Sé que tienes una curiosidad tremenda por descubrir sensaciones, por ir “desbloqueando” sentimientos y saber si eso que pasa en las películas es real. La respuesta es NO, no vivimos dentro de un film, pero las mariposas existen y te encantará descubrirlas, y no solo una vez en tu vida. Me atrevería a decir que no solo te vas a enamorar una vez, por eso no creo que haya un amor ideal.

Practica la libertad en el amor y el sexo, y haz siempre lo que sientas, sin hacer daño a nadie.

Deja de tener miedo y disfruta más de lo que haces.

  • Viaja, haz locuras de vez en cuando y rodéate de personas que están en tu mismo barco, aunque sean muy distintas a ti en apariencia pero no en valores.
  • No hay nada que no puedas superar, por fuerte que sea. Te lo dice tu «yo» con 10 años más, que sigue en pie y respirando a pesar de todo.
  • Eso sí, establece prioridades, organiza bien tu tiempo y respeta los tiempos de asueto y trabajo, que no interfieran con asuntos que son perfectamente postergables.
  • Los frutos de tu futuro exigen mucha concentración en tu presente.

Ya nada de lo pasado se puede cambiar, se ha ido.

Por otro lado, piensa que el pasado es algo que debes olvidar pero del que debes aprender. Está en tu cabeza, en tus lágrimas espontáneas y en el camino que elegiste, dejando a un lado otras opciones.

Ejercicios experienciales como este nos muestran que hemos aprendido mucho más de lo que creemos y que estamos dispuestos a no volver a cometer estos mismos errores, al menos intentarlo.

Nuestro «yo» del futuro nos traerá entonces nuevos sueños y «consejos» para llevarlos a cabo. Los que tenías pendientes del pasado, ¿crees que ya no se pueden realizar? No olvides que los consejos a tu «yo pasado» son los deseos de tu «yo presente».

“De ti he aprendido grandes lecciones. te amo y respeto, por todo, “mi yo niña”, gracias”.

-Tu yo adulta-

Fuente idea: La mente es maravillosa.

Comments

comments

Soy periodista Venezolana, Paraguanera para ser más exactos, hija, hermana, amiga. Amo mi oficio de investigación, la fotografía y la constante formación es mi hobby; editar, producir programas de radio (documentándome para iniciar con el canal YouTube pronto), perseguir noticias es lo mío así como el contar mis propias historias. Esas que ayudan, apoyan y terminan siendo parte de algo maravilloso. Amo el café al levantarme y me defino como una mujer que ama, siente, padece y decide, he aprendido que no todo es un cuento de hadas (como quisiera), que es válido vivir sin tanto cuento; por lo que decidí a contar historias reales.