Hablemos del fasting (ayuno intermitente), ¿Sabes de qué se trata?

0
159

Que profundidad el poder entender el culto al cuerpo, pero más allá de estar como los patrones sociales indican que es estético y bello. Quiero hablarles de lo que es conveniente para nuestra salud, tomando en cuenta las tendencias nos topamos con el llamado fasting o ayuno, también llamado método LeanGains o dieta 16/8.

Está definido como una estrategia nutricional que busca restringir el número de calorías haciendo un ayuno de 12 – 16 horas seguidas y poder con ello concentrarnos en alimentarnos solo durante 8 horas, repartido en 2 o 3 comidas. Existen muchas modalidades y métodos de práctica como el 5:2 (consumir lo que quieres durante 5 días y dieta de muy bajo aporte calórico o semi ayuno durante 2) y tenemos también el conocido como ayuno a voluntad o ayuno flexible.

HABLEMOS DE HISTORIA.

Desde hace miles de años se ha practicado el fasting, tenemos como ejemplo el ramadán o la cuaresma, es hasta bíblico con el ayuno de Daniel, el ayuno de Ester, el ayuno de Jesús, considerados como limpieza espiritual. De hecho, si nos remontamos a esas épocas esta práctica se usaba no solo para perder peso, sino para mejorar la concentración, alargar la vida, prevenir el Alzheimer o la resistencia a la insulina e incluso revertir todo el proceso de envejecimiento.

La antigua grecia, creía que el ayuno mejoraba las capacidades cognitivas, lo cierto es que desde hace miles de años existe la creencia de que ayunar nos hace más productivos cognitivamente, ahora el hecho de bajar de peso es un simple efecto secundario.

Cuando ayunamos nuestro cuerpo escoge diferentes vías metabólicas para obtener la energía en función de las horas que llevamos de ayuno.

Hasta 6 horas: es una fase post absortiva, donde el cuerpo almacena la energía que hemos consumido y la usa para sus necesidades inmediatas.

Después de la 6ta hora: nuestro organismo comienza a usar la energía que tenemos almacenada en el hígado. Dejamos de incorporar alimentos, pero continuamos obteniendo energía por otros medios para satisfacer las necesidades de nuestro cuerpo.

Hoy el ayuno se está produciendo con la intención de compensar los excesos producidos durante un tiempo determinado. Según algunos expertos lo importante del ayuno es el acostumbrarse a escuchar a nuestro cuerpo.

¿Qué pasa con la creencia de fraccionar la alimentación en 5 e incluso 6 comidas al día?

Pues después no es necesario mantener ese ritmo e incluso descubrieron que no resulta del todo beneficioso estar “consumiendo” tan seguido alimentos.

“El ayuno intermitente aparece hoy como una estrategia para luchar contra la obesidad y puede tener efectos beneficiosos, como la mejora de la sensación de saciedad, la reducción de la respuesta insulínica y la inflamación sistémica”,según Cristina Romagosa, asesosra de salud y experta en nutrición de mediQuo.

Hay que tener en consideración que aún faltan estudios para conocer, si el ayuno intermitente es del todo seguro, donde se estudien los límites de un ayuno fisiológico y saludable, así como tener certeza si es efectivo en la pérdida de peso a corto y largo plazo.

IMPORTANTE

“El ayuno debe estar integrado dentro de una dieta equilibrada y variada, rica en fruta y verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y proteína de origen vegetal y animal, además de ser bajo en azúcar añadido, alimentos procesados, determinado tipos de grasa y alimentos superfluos” afirma Romagoza, nutricionista de mediQuo.

TODO NO ES ARCOIRIS Y MARAVILLAS.

A pesar de los beneficios que les compartimos, los especialistas en nutrición advierten que hay que tener en cuenta ciertas pautas antes de comenzar una dieta fasting o de ayuno intermitente.

Es importante realizarla con la asesoría de un profesional, además de tener en cuenta que para algunas personas con patologías especificas o para los niños, ancianos y mujeres embarazadas, personas con alteraciones de la conducta alimentaria, no deben realizarlo por tiempos prolongados (semanas – meses).

El propósito es escuchar nuestro cuerpo, reconocer los signos de saciedad, de necesidad al momento de romper el ayuno, fraccionarlo y disfrutarlo como una opción saludable.

 

Comments

comments